Los polígonos desiertos de Zamora

Fuente: La Opinión de Zamora.
Fecha: 27/08/2020.

Zamora cuenta con grandes polígonos industriales, vendidos con la seguridad de empresas interesadas en asentarse, que años después permanecen vacíos

La provincia de Zamora cuenta con polígonos industriales que fueron proyectados como iniciativas de desarrollo para municipios que aspiraban con estas urbanizaciones a imprimir un impulso rompedor. Se acometieron con la versión oficial de que existían empresas interesadas en instalarse en los terrenos y, por lo general, no una o dos sociedades, sino una decena o más. La realidad demuestra que fue una venta del oso antes de cazarlo o un puro engaño con un gran movimiento de dinero por medio. Tábara, Bermillo de Sayago, Torregamones y Alcañices son municipios que apostaron por disponer de un polígono industrial con gran verbo y promesa política, y que han terminado por ser espacios urbanizados perdidos, robados o tomados por las zarzas.

Gracias a la ubicación del Parque de Bomberos, el polígono industrial de Bermillo “El Genjagal” es un área que amortiguó un poco la imagen de una urbanización que permanece en el vacío. El resto es una explanada pavimentada e iluminada para nadie. 152.246 metros cuadrados, con más de 25.000 de zonas verdes, con 16 parcelas con superficies que van desde los 998,27 hasta los 2.252,31 metros cuadrados, con otras dieciséis zonas que van desde los 1.706 a los 20.035, 86 metros cuadrados y casi 17.000 metros cuadrados destinados a viales yacen a la espera de interesados. Una treintena de empresas que se dijo estaban dispuestas se esfumaron.

El polígono industrial de Torregamones despertó todas las ilusiones desde principios de la década de 1990 y nunca han dejado de albergar los sucesivos gobiernos su puesta a punto. Casi 70.000 metros cuadrados de terrenos, situados a la vera de la carretera llamada internacional -que une Ricobayo con Miranda do Douro- contó con la aprobación de la Comisión de Urbanismo de la Junta de Castilla y León, fue visitado por técnicos y reconvertido en área comercial con la convicción de que podía ser una especie de Miranda do Douro dos. Con Gestión Urbanística de Castilla y León (Gesturcal) al corriente del suelo, tras casi tres décadas, hoy el alcalde del municipio Julio Pascual está reclamando con persistencia que se haga una simple calle de acceso “porque hay cuatro o cinco empresas españolas dispuestas a instalarse”. El Ayuntamiento destinó 40.000 euros en hacer una entrada. El regidor señala que una de las empresas se gastó 20.000 euros en la redacción del proyecto. Como en Bermillo de Sayago, “los terrenos ahí están”, en este caso con una gasolinera desmantelada que es como el escaparate del territorio de los sueños.

[…]

Noticias relacionadas

Más noticias sobre el polígono industrial de Torregamones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.