Futuro incierto para ayuntamientos pequeños como el de Torregamones