El «carretero» de la discordia

Fuente: La Opinión de Zamora.
Fecha: 27/09/2019.


El Juzgado de lo Contencioso dirimirá si subsiste o desaparece definitivamente una de las típicas construcciones sayaguesas, antaño utilizada para guardar los carros

El Juzgado de lo Contencioso de Zamora dirimirá si subsiste o desaparece definitivamente un «carretero» de Torregamones. Han pasado más de cinco años desde que comenzó el conflicto en torno a una de estas típicas construcciones sayaguesas, utilizadas tradicionalmente como cobertizo donde se guardaban los carros y aperos de labranza.

En su afán por conservar este bien y evitar riesgos, el propietario en cuestión solicitó licencia para reconstruirlo, ya que estaba medio derruido. Ante el silencio administrativo del Ayuntamiento, comenzaron las obras y en agosto de 2014 un vecino de Torregamones denunciaba ante el Ayuntamiento la supuesta ilegalidad del «carretero» en cuestión amparándose en que estaba construido en terrenos de dominio público e invadía la calle Vallico, además de obstaculizar las maniobras de vehículos.

Según los denunciados, el Ayuntamiento «lejos de mediar y proteger estas construcciones, con más de 200 años de antigüedad en algunos casos, ha colaborado desde el principio en este proceso, unas veces por inacción y otras veces saltándose ciertos pasos administrativos, obligando al titular del carretero al derribo del mismo, justificando su acción en que está alzado en la vía pública, aunque aparece como propiedad privada en las normas de planeamiento municipales».

El denunciante en este pleito, que es apoyado por el Ayuntamiento, alega la imposibilidad de paso por la calle y ocupación de la vía pública. De forma que mientras los propietarios del «carretero» batallan por la pervivencia del mismo, el denunciante del caso pretende su demolición.

En defensa de la ancestral construcción rural Ángel Barrios, hijo del propietario del «carretero», precisa que cuando estas edificaciones «fueron levantadas hace más de 200 años, eran utilizadas para salvaguardar los carros, leña y aperos de las inclemencias meteorológicas y a día de hoy (el bien objeto del litigio) sigue teniendo ese destino, así como muchas construcciones similares en la comarca de Sayago».

Y así como el denunciante defiende que la pequeña construcción imposibilita el paso de maquinaria pesada como tractores, cosechadoras, arados vertederas, desde la parte contraria se mantiene que «hoy en día esta maquinaria se estaciona a las puertas de las casas y naves con la permisividad del Ayuntamiento llegando incluso a ocupar más espacio y con más peligro que un carretero». Según Ángel Barrios, en la actualidad se contabilizan en Torregamones más de 45 «carreteros» que si ampliamos a la comarca podrían llegar a contabilizarse cerca de mil. Construcciones que junto a fuentes, potros, paredes y cruceros son considerados como arquitectura popular e identificativa de Sayago».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *