2013/02/24: Sorteadas tierras comunales entre los ganaderos por un período de 4 años

NOTICIA BREVE:

Fecha: 24 de Febrero de 2013

Transcribimos artículo de La Opinión de Zamora que han titulado «Torregamones «regala» fincas«.

Los ganaderos de Torregamones participaron ayer en el tradicional reparto de fincas comunales y lo hicieron a la antigua usanza, por sorteo y a la vista y en presencia de todos los interesados, incluido del alcalde del municipio, Francisco Javier Sánchez Pascual.

Un total de dieciséis porciones, que suman unas sesenta hectáreas, fueron repartidas entre otros tantos ganaderos en un acto que tuvo lugar en el salón de plenos del Ayuntamiento. Ante la falta de asientos, unos permanecieron de pie pero sin que semejante postura interfiriera el desarrollo de suertes.

El papel con el número de las suertes fue depositado en la propia gorra del ganadero y concejal, Celestino Pascual, que manejaba un listado de todos los interesados en hacerse con un terreno de labranza, y cada uno fue sacando un número que le hace, temporalmente, titular del aprovechamiento.

En este caso, la cesión se realiza por un periodo de cuatro años, a un precio de seis euros por hectárea, pero tiene la particularidad de que deberá respetarse, como siempre se hizo, lo que se denomina sembrado a hoja, es decir, que un año se realizará cultivo pero el siguiente el terreno quedará en barbecho «obligatorio».

La razón de imponerse esta fórmula es, según explicó de la Piedad, porque de así el comunal queda disponible para el aprovechamiento de pastos ganaderos, algo que resultaría difícil o prácticamente imposible si en una misma zona unos sembraran y otros no porque entonces se obligaría a los ganaderos a cuidar a pie de finca sus reses para evitar la entrada en las fincas cultivadas.

Las fincas suelen ser cultivadas con avena o centeno, «que puede utilizarse para forraje o cosecharse como grano».

El sorteo discurre con expectación por parte de los presentes, que incluso toman con humor la suerte que puede venirles con el número. «Te va a tocar la mejor», dicen al que mete mano en la gorra para sacar número. No fue acertada la premonición, pero todo se asume. Luego, al ver el resultado, hay un pequeño parlamento sobre la finca en cuestión porque unos y otros la conocen perfectamente, aunque algunos expresen algunas dudas.

Naturalmente hay preferencias porque no todas las parcelas son idénticas y de la misma calidad. «Ser el primero o el último en sacar la papeleta no tiene mayor importancia porque al elegir puede tocarla la primera, la última o cualquier otra parcela» manifiesta Celestino Pascual. El ganadero de ovino, Antonio Pascual, afirma que «es un terreno sayagués con importantes diferencias». Expresa que «los interesados en el sorteo son ganaderos que precisan tierras de labor porque a lo mejor tienen un poco más de ganado y necesitamos un poco más de tierra».

Todos los ganaderos visten como tales, con sus fundas o trajes de faena. Y es que una vez resuelto el típico sorteo a todos les aguarda el ganado y las labores ganaderas.

El alcalde, Sánchez Pascual, afirma que este reparto viene bien a los ganaderos «no solo para el aprovechamiento del terreno sino para solicitar las ayudas de la PAC». No obstante, no todos los ganaderos del pueblo participan del sorteo, algunos consideran «que tienen bastante con lo suyo y otros, cercanos o a punto de jubilarse deciden no entrar ya en este sorteo».

Una vez finalizado el sorteo los ganaderos descendieron hasta la planta inferior para formalizar con la secretaria del Ayuntamiento la correspondiente «certificación de la cesión» de las parcelas que permita las pertinentes gestiones con todas las bendiciones.

Tres o cuatro ganaderos locales no se interesaron por un sorteo que mantiene en vigor la tradición del pueblo y de parte de la comarca.

Más información…

Fuente: La Opinión de Zamora |
Descargar PDF desde Torregamones OnLine.

Redacción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.