1923, la dolorosa separación de dos hermanas: Julia y María Segurado

Como muchas personas, yo también tuve dos tías (hermanas de mi madre) que muy jovencitas se fueron para la Argentina. Pero el destino… ese destino que tenemos, aunque muchas veces pasamos de él, se encargaría de jugarles una mala pasada.

El momento en que emigraron

En el año 1.923 -la fecha concreta no la sé- mis dos tías salieron de casa de sus padres (mis abuelos), para irse a la Argentina, en busca de una vida mejor, y posiblemente para poder ayudar a sus padres, pues por aquel entonces la necesidad era bastante grande.

Salieron juntas, y a los padres, aunque un tanto apenados porque sus hijas se habían marchado, les quedó la satisfacción de saber, que al menos iban juntas, y la una con la otra se darían valor cuando lo necesitaran.

Parece ser que ambas llegaron al puerto de Vigo; la tía Julia embarcó en el barco HIGHLAND LOCH que iba para Buenos Aires (Argentina), y tía María, por confusión, embarcó en otro barco que iba para Cuba y así es como estas dos hermanas se separaron.

La tía Julia llegó al puerto de Buenos Aires el 12/11/1923, con 17 años de edad.

¿Cómo supieron la una de la otra?

Pues me imagino que escribiendo a sus padres.

Mi tía Julia, fue una mujer muy guapa, en la Argentina rehizo su vida, se casó, tuvo cuatro hijos, y allí murió.

Julia Segurado y familia

Mi tía María, rehizo su vida en Cuba, tuvo dos hijos, un chico y una chica.

En la revuelta del CHE GUEVARA, mataron a su hijo (mi primo).

La chica fue médico, que se casó con otro médico, y murieron prácticamente en la miseria; mi tía ya había muerto años atrás.

Regresos y partidas

Conocí a mis tías, porque alguna vez vinieron a Torregamones; recuerdo que siendo yo muy niña estuvieron las dos, y recuerdo como…

mi tía María le decía a mi tía Julia:
¿Verdad hermana que nuestro pueblo está como aquel día que nosotras nos fuimos de él?
y Julia le respondió:
Yo diría que está peor.

Esta ha sido breve historia que recuerdo de mis tías, Julia y María; pobres… Cuánto tuvieron que haber sufrido.

Espero que allí donde estéis, estéis felices, y que algún día, si Dios quiere, nos podamos juntar toda la familia, ya que en la tierra no pudo ser.

Julia Segurado y bisnietos

Colaboradora:
Rosa María Llamas

2 comentarios:

  1. Me ha emocionado mucho esa historia y más actualmente que estoy investigando este apellido.
    Un saludo desde Salamanca.

  2. Rosa María LLamas Segurado

    ¡Hola!
    No sé si lo siguiente le servirá para sus averiguaciones:
    Mi abuelo, se llamaba Eusebio Segurado Manso.
    Era de Argusino, pueblo inundado por la presa de Almendra.
    Salió del pueblo siendo muy joven, trabajó sirviendo a los terratenientes de aquel entonces, conoció a una joven de Torregamones, y aquí hizo su vida, hasta que se murió hace cincuenta y ocho años.
    Murió con ochenta y ocho años.
    Sé que por Salamanca mi madre tiene algunos primos, pero solo tiene trato con una prima que vive en Ledesma, porque a los demás no los conoce.
    Si Vd. fuera uno de esos primos, estaríamos encantados/as de poder darnos un abrazo, y mi madre se pondría super contenta de poder conocerle, es una señora que solo tiene noventa y un años.
    Que haya suerte.
    Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.