Recuerdos y vivencias: El cigüeñal

Esta foto la he encontrado en la web y me ha hecho una gran ilusión pues me trae recuerdos de mi infancia: corresponde a los años 50 del pasado siglo cuando yo tendría 15 años.

Cigueñal en huerta de el Cardadal

Cigueñal en huerta de el Cardadal

Es la huerta de mi padre (en el Cardadal) con el clásico cigüeñal que a falta de un motor de explosión utizábamos para sacar agua del pozo con un caldero enganchado al palo vertical llamado cayato y que al tener un contrapeso en la parte más corta del balancín aliviaba el esfuerzo, pues se hacía hacia abajo. Todavía quedan algunos por la zona; deben de ser de la época romana, como el arado, pero que no cabe duda de que fue un gran invento.

Un abrazo,

Pepe Ruiz.

 

 

3 comentarios:

  1. El cigüeñal fue un invento de los árabes. Nos trajeron eso y la mangosta; creo que en una ocasión mi padre y el padre de Pepe Ruiz capturaron una viva que se había metido en el tronco carcomido de una encina. Mi padre me decía que murió de rabia al sentirse prisionera.

    • Efectivamente Juli creo que fue un garduño mi padre los días de nieve le seguía la pista y lo encontraba en el hueco de los árboles viejos.
      Después a por el para vender la piel al Pellejero que venía montado en una mula desde Pino del Oro
      Creo que se llamaba Belarmino.

  2. A Belarmino, el pellejero, le gastó el Tío Pedro la peor broma que he conocido. Hizo sus necesidades en una pala y se la tiró cuando venía montado en la mula con las pieles. No sé qué broma le habría gastado antes él; nosotros oíamos las risotadas del carnicero ca ca..ca…ca…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *