El Duero, en bicicleta

Fuente: La Opinión de Zamora.

Fecha: 21/08/2018.


La Junta saca a licitación en casi 300.000 euros la adecuación de la ruta que permitirá recorrer los 730 kilómetros de trazado junto al río, 164 de ellos en Zamora

La Junta de Castilla y León ha publicado el contrato de señalización de una ruta cicloturista desde la cabecera del Duero hasta su entrada en Portugal por Los Arribes, con 300.000 euros para la adecuación de un recorrido de 730 kilómetros, de los cuales 164 discurren por Zamora.

Por esta provincia la Ruta circula a lo largo de 164 kilómetros, cruzando veinte términos municipales: Toro, Peleagonzalo, Sanzoles, Madridanos, Villaralbo, Moraleja del Vino, la capital, Entrala, El Perdigón, Pereruela, Moral de Sayago, Moralina de Sayago, Villadepera, Villardiegua de la Ribera, Torregamones, Gamones, Argañín, Fariza, Villar del Buey y Fermoselle.

En los primeros kilómetros de recorrido por la provincia de Zamora, desde la frontera con Valladolid hasta llegar a Zamora capital, la Ruta del Duero comparte trazado con la ruta cicloturista EuroVelo 1. Justo a la salida de Zamora, donde deja de compartir trazado con Eurovelo 1, enlaza con otra Ruta cicloturista llamada Vía de la Plata, aunque con esta otra tan sólo acompaña 17 kilómetros de recorrido. Mientras que la Ruta del Duero al salir de Zamora toma dirección oeste hacia Portugal, la Ruta Vía de la Plata continúa dirección sur hacia Salamanca capital. Esta primera mitad de la ruta transita por pistas y caminos fácilmente transitables. En cambio, una vez que se pasa el pueblo de Pereruela, los caminos se van transformando en senderos pedregosos que caracterizan la comarca de Sayago, según refleja la memoria del proyecto.

Una vez alcanzado el pueblo de Moralina “nos adentramos en el Parque Natural de los Arribes del Duero” y por él circula prácticamente en su totalidad hasta llegar a su fin en el Muelle de Vega Terrón. En este parque natural el río Duero desciende unos 400 metros de altitud al pasar de la penillanura sayaguesa a las tierras portuguesas.

Tal desnivel provoca un escarpado encajonamiento del Duero y una orografía con fuertes pendientes, por donde pasan senderos que son aptos para recorrerlos a pie pero no son ciclables. Este es el motivo por el que en algunos tramos es inevitable transitar algunos kilómetros por carreteras no catalogadas y de tercer orden.

Entre otros objetivos el proyecto pretende colocar una señalización adecuada en la ruta cicloturista. Se colocarán las señales de manera que permitan que un cicloturista sin conocimiento de la zona, pueda tanto en un sentido como en el contrario recorrer la ruta sin desorientarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *