2014/10/21: Pensamiento escrito (sobre la falta de colaboración en las fiestas)

Pensamiento escrito.
Buenas Noches… y digo noches porque acabo de llegar de mi Torregamones querido y aún caliente (entenderán entonces el tono de estas líneas) no he tenido por menos que expresar en unas letras lo que interiormente siento. Hablo a título personal pues el momento de hablar como Presidente de la Asociación llegará y en breve.
Mis palabras no van destinadas a alguien en concreto ni a un grupo de personas, son pensamientos manifestados en estas letras que estáis leyendo. La difusión también me da igual, lo que quiero decir lo tengo que decir porque si no reviento. Llevo cerca de siete años colaborando con unos y con otros pero en definitiva con Torregamones. Siete años que me siento muy orgulloso en decir, se ha conseguido mucho y por supuesto gracias a otros tantos. Este fin de semana se me han acercado una veintena de personas preguntándome por distintas dudas del programa y para quejarse por otras. Y he de decir que aunque no soy el culpable me siento en parte responsable por ello. Este octubre quise mantenerme al margen, llámenle cansancio, llámenle falta de tiempo o familia, en definitiva llámenle dejar trabajar a los demás. Y en parte porque creo que ya era hora de disfrutar los toros desde la barrera.
Qué pena me ha dado que varios abuelas se hayan acercado para preguntarme el por qué este año no bailaban el ramo las chiquitas, o el por qué no se jugaba a la pelota me reclamaban dos jóvenes mayores mientras esperaban en el frontón a que llegaran los jugadores.
El valor de la tradición es vital, es una seña de identidad que nos hace únicos y eso se consigue con mucho empeño y trabajo pero lo curioso es que se pierde en un plis. En estos siete años hemos conseguido perpetuar en el calendario la importancia de unas buenas orquestas, unas fabulosas actividades infantiles, y sobre todo honrar como es debido a nuestros patrones. Pero se cuentan con una mano las personas que se acercan a arrimar el hombro. Todo son buenas caras y palmaditas en la espalda, pero caramba el ensuciarse las manos también se agradece.
No tengo nada contra el Ayuntamiento, Toño en su día igual que Javi bien lo saben, puesto que los considero principales valedores del mantenimiento de esas tradiciones y jamás me han cerrado las puertas a una idea. Pero creo que se ha perdido el horizonte en cuanto al empeño por fortalecer las dos fiestas de nuestros patrones. Se me llena el pecho de alegría al ver en la Plaza a gente que se mete una media de 18 horas en el campo, y posiblemente sean las dos únicas veces al año que se airean y disfrutan de la fiesta como algo propio, como algo que se merecen. O ver como familias se meten 13 horas de autocar desde Barcelona para estar con su familia y amigos para disfrutar de algo que aunque están muy lejos lo sienten como propio.
Hace no mucho, la fiesta de mayo corrió peligro, si señores, estuvo a punto de quedar en una simple misa, gracias al empeño del Ayuntamiento y Cofradía de San Ildefonso se consiguió incluir en el presupuesto anual las fiestas de mayo, que hasta fecha las pagaba íntegramente dicha Cofradía, pasando ésta a colaborar anualmente con una cantidad suficiente que ayudaba a sufragar gastos como por ejemplo el generador, los pucheros de los niños, los cohetes que tanto nos gusta oír en estas fechas, etc. Yo me pregunto por qué esa colaboración no se hace extensa a la cofradía de la Virgen del Templo, y no es una reprimenda, porque me consta que han hecho una labor brutal en el mantenimiento de la ermita y demás menesteres religiosos, pero jolines a mí me da mucha pena también ver desde hace años el dedo caído y lo carcomido que se encuentra San Ildefonso. Por tanto porque no lo puede hacer la Virgen, sin mencionar ni más ni menos colaboración pero sí una cantidad que pueda sufragar unos míseros cohetes, unos premios infantiles, un refresco para las chicas del ramo, o simplemente rellenar huecos que se necesiten.
Hace tres años nos propusimos recuperar tradiciones y una de ellas fue nuestro Baile del Ramo. Algo que tengo que agradecer personalmente a una persona puesto que me consta que significó mucho trabajo reunir a un grupo de chicas que llevaran a cabo dicha manifestación de orgullo y ofrenda a nuestra patrona. Desde el primer momento fue una idea que se ha intentado que se mantuviera llevando a cabo actividades y certámenes en verano. ¡Y qué guapas que están y que bien lo hacen! No sé los motivos por el cual este año no se ha llevado a cabo. A su vez ha sido es el peor año en donativos que recuerde, donativos que van destinados a sufragar los premios del concurso de disfraces, de la bota de vino o los caramelos que tiramos por todo el pueblo en el desfile de peñas para llevar así la fiesta a todos los posibles rincones. O no se acuerdan como no hace mucho la plaza se decoraba con banderitas o el cielo con unos fabulosos fuegos artificiales…todo sale de ahí y bueno de que alguien te ayude con un tractor a colgarlas, o alguien saque el toro infantil a pasear o simplemente los cabezudos. No se puede estar tirando de la gente tanto porque al final se tensa y rompe.
Sé que estas palabras me traerán algún caponazo pero sinceramente me da igual, el fin de estas letras espero que sea entendido. Creo que es importante que si queremos seguir viendo a nuestros primos, hijos, amigos o simplemente turistas en fechas señaladas tenemos que arrimar el hombro todos, desde comerciantes, cofradías, asociaciones, ayuntamiento, peñas y vecinos. Llegará mayo y ya les adelanto el programa… orquesta, misa y procesión. Pero bueno si es lo queremos pues bienvenido sea. Del resto depende de todos.
Un saludo.

Ángel Barrios L.

Un comentario:

  1. Ángel, te felicito por tu valentía y tu aportación: es necesaria, pero nadie se moja.

    Yo fuy el que junto con Cesáreo promovimos para recordar a D. Bernardino, tan insigne maestro, al que tanto tenemos que agradecerle varias generaciones el dedicarle una placa con el nombre de la asociación de vecinos y no llegó a una decena los que participaron económicamente para sufragar los gastos de la placa y casi ni asitir el día de la proclamación; es una pena pero somos así de sayagueses.

    Me gustaría saber quién eres pues por tu apellido no te identifico, al ser tú tan joven y yo tan viejo.

    Me gustaría contactar contigo.

    Un abrazo paisano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *