2011/07/30: Fallecimiento del Padre Rafael Pascual Salustiano, en Lima (Perú)

OBITUARIO:

Fecha: 30 de Julio de 2011

El Padre Rafael Pascual Salustiano

El pasado 24/11/2012, Alberto Pascual nos facilitaba esta información del fallecimiento del Padre Rafael Pascual Salustiano, nacido en Torregamones y que un buen día, a los diez años de edad, partió rumbo a Buenos Aires junto a su hermano Emilio y su padre Francisco
(Ved noticia publicada: 1.928: Emilio Pascual Salustiano, su hermano Rafael y su padre Francisco Pascual Mateos, emigraron a la Argentina).

En la nota publicada en Trinitarios Provincia España-Sur se recoge la noticia del fallecimiento así como la carta abierta que le dirige su amigo, el Padre Ángel García Rodríguez que compartió junto a él una larga vida de dedicación pastoral hacia los demás.

Breves datos bibliográficos:
  • Fecha de nacimiento: 03/12/1918.
  • Estudió en: Colegio de Buenos Aires de Madres Argentinas.
  • Sacerdocio: Ingresó en el noviciado del seminario trinitario en 1935. Ordenado sacerdote, al igual que su hermano Emilio.
  • Nacionalidad española: La solicitó el 29/9/1980 desde Perú.
  • Fecha de fallecimiento: 30/07/2011 en Lima (Perú).

Más información…

Fuente: Trinitarios Provincia España-Sur.

Fuente alternativa: 2011/07/30 Nota del fallecimiento del Padre Rafael Pascual Salustiano y carta abierta del Padre Ángel García Rodríguez, compañero de congregación (formato PDF) Nota del fallecimiento del Padre Rafael y carta abierta de Ángel García, su compañero de congregación, subidas a Torregamones OnLine (131 KB)

 

Redacción.

8 comentarios:

  1. Hans Carbonel Muñoz

    Estimados, tengo 29 años y tuve la dicha de conocer al Padre Rafael, soy catequista del sacramento de la Comunión en la Parroquia Santísima Trinidad de Lima, en el barrio de Chacra Ríos, debéis sentiros muy orgullosos, puesto que el Padre Rafael nos infundió fortaleza, ánimo y ganas de seguir adelante siempre. No tengo palabras para expresar la falta que nos hace. Dios lo tenga en su Gloria allí en lo Alto del Cielo.

  2. Estimado Hans:

    Te agradezco mucho tu testimonio. Siempre es doloroso ver partir a un ser querido y más cuando forma parte de los pilares de una comunidad, aunque podamos encontrar consuelo.

    El mundo está muy necesitado de gente buena, de personas honradas que ahondan en el espíritu y en la dedicación plena a los más necesitados extrayendo su fuerza de ese interior rico en la experiencia personal de Dios.

    Me alegro mucho de que el padre Rafael -aunque no lo conociera personalmente- dejara esa semilla, esos cimientos de esperanza y de dedicación plena al día a día en vuestra comunidad.

    Cuando unas personas parten -sea por fallecimiento o por el destino-, otras tienen que tomar el relevo, la continuidad de su trabajo y su visión. No me cabe la menor duda de que allá en el barrio de Chacha Ríos, aún añorando al padre Rafael, quienes allí ayudáis a los demás hoy, tenéis todavía más fuerza juntos para continuar apoyando a la comunidad en la que vivís, rememorando y avivando el recuerdo de todas aquellas personas que han dejado una gran huella en el interior de cada uno de vosotros, catequistas o no. Ese siempre debe ser nuestro estímulo para tirar hacia adelante siempre, para extraer felicidad donde hay dolor y alegría donde es demasiado común la tristeza.

    De nuevo, muchas gracias, Hans, por hacernos partícipes de tu testimonio. Nos alegra mucho que nuestro paisano fuera una gran persona, de esas que regalan su vida a los demás sin pedir nada a cambio.

    Un abrazo,
    Roberto Sastre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *